La copa menstrual es un dispositivo que se introduce en la vagina con el fin de recolectar el flujo menstrual. Está fabricada en silicona médica clase VI de la más alta calidad, un material flexible, suave, higiénico e hipoalergénico; a diferencia de otros productos femeninos, no absorbe, permitiendo proteger la mucosa vaginal, ya que no la reseca, no deja fibras y no genera cambios en el pH.

Es fácil de usar y reutilizable por muchos ciclos y durante varios años, convirtiéndola en la solución más amigable para el bolsillo y el medio ambiente, considerando que no contamina. Una copa con los cuidados adecuados puede durar hasta 10 años.

Con ella se pueden realizar múltiples actividades sin limitaciones, dado que una vez introducida, se adapta perfectamente a las paredes vaginales formando un sello que no permite goteo, brindando comodidad y seguridad prolongada pues sólo requiere ser vaciada cada 6 a 12 horas, dependiendo del volumen del flujo menstrual.

Su limpieza, desinfección y cuidados son muy sencillos. Para limpiarla solo requieres de agua y/o un poco de alcohol.
Hay diferentes formas de introducirla, todo depende de cada mujer y la que sea más fácil para cada una.

 


Otros Temas: